martes, 6 de septiembre de 2011

Italia se paraliza por ocho horas contra plan de ajuste impulsado por Gobierno

Foto repubblica.it
Por TeleSUR 

Por ocho horas miles de trabajadores italianos se paralizarán este martes en protesta al plan de austeridad impulsado por el Gobierno de Silvio Berlusconi, que será sometido a discusión por el Senado durante la jornada. 

El mayor sindicato del país considera que las medidas eliminan los derechos de los trabajadores y condenan al país "a la recesión económica”.

Manifestaciones con “los brazos cruzados” se llevarán a cabo en 100 plazas italianas, contra las medidas aprobadas en un Consejo de Ministros a principios de agosto y que llevó a la convocatoria hecha por la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL) el pasado 24 del mismo mes.

Para la central obrera, la idea es protestar no sólo contra el último plan de ajuste de 45 mil millones de euros, sino también por el otro plan de austeridad ratificado por el Parlamento el 15 de julio.

La líder de la CGIL, Susanna Camusso, dijo que los planes “violan las leyes y derechos de los trabajadores, en nuestra opinión, es absolutamente inconstitucional''.
Denunció que desde que empezaron las protestas, el Gobierno “ha construido una maniobra para aislar a aquellos que tienen algún elemento de la disidencia. Me parece evidente que el concepto es tomar venganza”.

El sindicato reclama que Berlusconi ha impuesto más tasas a los trabajadores y a los jubilados, ha recortado los servicios y la sanidad, sin garantizar el equilibrio de las cuentas públicas, ni favorecer el crecimiento y la ocupación.

Entre las ciudades más importantes que serán escenario de protestas están Roma, Milán, Nápoles, Catania y Turín. Los paros serán de ocho horas por turno para completar la jornada laboral en todos los sectores.

Esta sería la quinta huelga desde el establecimiento del gobierno de Berlusconi, cuyo Gobierno maniobra para evitar un plan de rescate que busque estabilizar la economía afectada por la deuda.
Italia es el quinto país más endeudado del mundo, con un pasivo de 120 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivale a 2,7 billones de dólares.

Paralelo a la huelga, al Senado llega el texto del plan de ajuste para su discusión y muy posible aprobación para finales de esta semana. Posteriormente la Cámara de Diputados debe ratificarlo.